Reglamentación de la aplicabilidad de la Retención en la Fuente para los Trabajadores Independientes

retencion-en-la-fuenteMuchos de nuestros lectores nos han pedido orientación acerca de la forma como debe aplicarse la Retención en la Fuente para aquellas personas que son trabajadores independientes y que en un momento dado prestan sus servicios a empleadores que no aplican

bien la normatividad vigente, perjudicándolos al hacerles un descuento que no está acorde con la ley. En este artículo se hace precisión al respecto teniendo en cuenta las variaciones que hace la ley 1429 de 2010, la ley 1450 de 2011 terminando con la expedición del Decreto 3590 del 28 de septiembre de 2011.

Para comenzar debe tenerse en cuenta que antes de la expedición de la ley 1429 de 2010, todos los trabajadores independientes profesionales eran sujetos de Retención en la Fuente y la tarifa era del 10% cuando el beneficiario del pago era una persona natural que iba a recibir de parte de un mismo pagador un monto de honorarios o comisiones que no excediesen, dentro del mismo año fiscal 2011, en este caso, el valor de $ 82.936.000 (o 3.300 UVTS). Sin embargo, si del contrato firmado con tal persona natural se desprendía que sí iba a recibir un valor superior al antes citado, la tarifa que se aplicaba era del 11% desde el comienzo de los pagos; igualmente, si no había contrato, pero en algún momento dentro del año 2011 la suma de los pagos acumulados llegasen a exceder el tope antes aludido, desde ese momento en adelante se cambiaba la tarifa del 10% al 11%.

Aquellos trabajadores no profesionales (No declarantes de Renta), la tasa era del 6% por concepto de Retención en la Fuente por concepto de servicios en general.

Nota 1: Una persona natural será "no declarante de renta" cuando los pagos que le haga el mismo agente de retención, dentro del año 2011, no excedan los $82.936.000 (o 3.300 UVTS)
Como ya mencionamos, con la expedición de la ley 1429 de 2010, la situación de la Retención en la Fuente cambió radicalmente, ya que en su artículo 15 estableció inicialmente que aquellas personas independientes que tuviesen un (1) contrato de trabajo por prestación de servicios, profesionales o no profesionales, el cual no excediese un valor equivalente a las 300 UVT (1UVT del año 2011=$25.132), es decir un monto de $ 7.539.600, se les aplicarían las mismas tasas de retención en la fuente que se aplica a los asalariados.

Nota 2: Recordemos que la Retención en la Fuente para los asalariados está reglamentada en los artículos 383 a 386 del Estatuto Tributario y la tasa de Retención varía de acuerdo al rango de salarios. (Se aplica la Tabla que se muestra a continuación). En todo caso, para aquellos empleados que tengan un salario inferior a 95 UVT ($2.474.655 en el 2011) la tarifa es del 0%. A partir de ese monto salarial la tasa marginal de retefuente sube gradualmente al 19%, 28%, hasta llegar a una tarifa máxima del 33%.RETEFUENTE

Mas tarde, por medio del artículo 173 de la Ley 1450 de 2011, el Gobierno Nacional modifica el inciso primero del artículo 15 de la Ley 1429 para aclarar que las 300 UVT eran mensuales y no anuales, y que operaría la exención para varios contratos (no solo uno (1) como se había establecido), ya que las entidades de control estaban precisando cosa distinta.

Sin embargo, esto no fue suficiente, y ante la confusión presentada entre empleadores y trabajadores independientes, la DIAN, por medio del Concepto 050051, manifiesto que el artículo 173 de la Ley 1450 quedaba suspendido hasta tanto el Gobierno no reglamentara su aplicabilidad.

Finalmente, el Gobierno Nacional, expide el Decreto 3590 del 28 de septiembre de 2011 y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, da a conocer las reglas de juego para aplicar el descuento de la retención en la fuente para aquellos trabajadores independientes que tengan contratos por prestación de servicios que no excedan las 300 UVT.
En resumen, la situación es la siguiente:

Si usted es un trabajador independiente y desea que le apliquen el descuento de retención en la fuente, como si fuese asalariado, conforme al artículo 383 del Estatuto Tributario, deberá allegar en todos los casos al agente retenedor, entiéndase el Empleador, una certificación bajo la gravedad de juramento con los siguientes requisitos:

a) Identificación del trabajador Independiente;

b) Régimen del impuesto sobre las ventas al que pertenece;

c) Relación del contrato o contratos de prestación de servicios que originan pagos en el respectivo mes, incluyendo el contrato suscrito con la entidad ante la cual se certifica, detallando el nombre o razón social y NIT de los contratantes, valor total discriminado por contrato, y fechas de iniciación y de terminación en cada caso;

d) Los valores pagados y/o por pagar en el respectivo mes por cada contrato discriminando el valor del servicio y el valor del impuesto sobre las ventas en los casos en que haya lugar y los valores totales mensuales.

Dicha certificación deberá efectuarse, es decir, entregarse al empleador dentro de los primero cinco (5) días hábiles de cada mes, y como medida de control será requisito para que el agente retenedor pueda hacer el pago o abono en cuenta al contratista.

Para su aplicación, el empleador debe ceñirse al procedimiento y parámetros que establece el Decreto 3590 de 2011. Téngase en cuenta que la UVT para el año 2012 quedó establecida en $26.049.

Es decir, si usted tiene contratos por valor menor a las 300 UVT, ($7.814.700), puede solicitar al empleador que le apliquen la tabla de retención de los asalariados, ¡pero mucho cuidado!, tenga en cuenta que el valor de sus contratos no sobrepase la suma de $4.621.711 (177 UVT), porque al aplicar la tabla de asalariados, la retención resultante es de $462.171, equivalente al 10%.

Si usted está atento, la suma de $4.621.711 (177 UVT), es el valor que equipara la tabla de asalariados con la tabla de los no asalariados. Si no está pendiente de este tema y el empleador le aplica la tabla de asalariados a valores de sus contratos, superiores a la cifra señalada, la retención para usted será mayor del 10% y en esos momentos no le resultará conveniente.

En fin, consideramos que la nueva Ley lo que buscó fue el favorecimiento de los trabajadores independientes aplicando un menor descuento (porcentaje) de retención por Servicios, Honorarios o Comisiones, la idea es no generarles mayores cargas tributarias. El tiempo nos dirá la verdad sobre esta norma; por cuanto, los usuarios manifestarán su complacencia o inconformidad para aplicarla.
Esperamos haber aclarado el tema.
Éxitos a todos!


Por: William Hernández Carrillo