LA ACCION DE TUTELA COMO MEDIO PARA SOLICITAR LA PENSION DE INVALIDEZ

tutela-invalidez-procedente

 

Si bien es cierto la Acción de Tutela es procedente en los eventos en que no existan otros medios de defensa judicial, y en el caso de la reclamación de la pensión de invalidez al ser un conflicto de carácter laboral; podría afirmarse a la ligera que no es procedente la acción de tutela para este tipo de reclamaciones, por tanto existe la Justicia Laboral Ordinaria.

La realidad es que la postura de la Corte Constitucional en lo que respecta a este tema específico en Sentencia T-533/10 manifiesta que solo por el hecho de tratarse de la reclamación de una pensión de invalidez, ya nos encontramos ante un daño irremediable, pues es un sujeto de especial protección.

"Cuando la reclamación pensional se concreta en el reconocimiento de una pensión por invalidez, la jurisprudencia constitucional ha considerado que se trata de un derecho fundamental per se, susceptible de protección por vía del amparo constitucional, particularmente por coincidir dos elementos fundamentales: (i) por una parte, la calidad del sujeto que la reclama. Es claro que las circunstancias de vulnerabilidad y de debilidad manifiesta de una persona declarada inválida, hacen necesaria la inmediata protección del derecho a la pensión de invalidez, asegurando de esa manera la garantía y respeto de derechos fundamentales como la vida, la dignidad, la integridad física y el mínimo vital entre otros; (ii) En segundo lugar, porque la importancia de tal reconocimiento radica en el hecho de que en la gran mayoría de los casos, esta prestación se constituye en el único sustento económico con el que contaría la persona y su grupo familiar dependiente para sobrellevar su existencia en condiciones más dignas y justas"

Así las cosas, el solo declarar a una persona inválida, la convierte en un sujeto de especial protección, esto asociado a la especial situación de debilidad manifiesta, hace necesario para el juez de tutela desplegar el contenido material, real y efectivo de los principios de solidaridad e igualdad que ilustran nuestra Constitución Política.